Cómo conseguir el trabajo autónomo del alumnado en la ESO

Juliana Terán. IES «Sahagún» (León)

Cómo el alumnado de diversificación llega a trabajar sin la tutela constante de la profesora. (Experiencia en relación con los Proyectos de intervención en Red del curso 2006-07)


Introducción

La experiencia que voy a describir la he estado llevando a cabo durante los tres últimos cursos con los alumnos de 3º y 4º de Diversificación del I.E.S. de Sahagún. Les doy clase del Ámbito Científico Tecnológico y además soy la tutora de 4º.

Los alumnos con los que trabajo responden al perfil de diversificación: tienen dificultades de aprendizaje con desfases curriculares de tres o cuatro años, una historia de fracaso continuado, falta de hábitos de trabajo, poca constancia en las tareas, baja autoestima y buena predisposición para aprender.

Después de trabajar varios cursos con este tipo de alumnado, empecé la experiencia porque constataba que al ser un grupo pequeño (8-13 alumnos) y al estar con ellos durante muchas horas, se creaba una dependencia. Yo me sentía como “el robot parlante” al que se recurría constantemente para que resolviera dudas.

Objetivo de la experiencia

Desarrollo de la autonomía de trabajo, mediante estas máximas:

“Trabajamos sin necesitar una persona que nos vigile”

“Intentamos resolver nuestras dudas siguiendo estos pasos”

  • consultando textos o apuntes.
  • consultando al compañero o compañera que tengo cerca.
  • por último, “acudimos a la profesora cuando estamos atascados”.

Estrategias

a) “No estoy”, eso significa que aunque la profesora está en el aula, ellos tienen que realizar una serie de actividades sin necesidad de preguntarle cada vez que les surja la mínima dificultad. En estos momentos suelo aprovechar para colgar sus trabajos en la clase, corregir cuadernos o agendas escolares, revisar mapas conceptuales etc.

b) “Desaparezco”, sí desaparezco del aula algunos minutos para preparar algunas fotocopias para trabajos individuales, ir a la sala de audiovisuales, a la de recursos, al laboratorio o incluso al pasillo para observar su trabajo autónomo o a dialogar con alguno de ellos.

c) “No necesitamos profesor de guardia” los alumnos de 4º cuando falta un profesor y les ha dejado trabajo deben realizarlo sin necesidad de la presencia continua del profesor de guardia y si no les dejó trabajo deben ponerse a hacer tareas de otras áreas o a leer su libro del Plan de Lectura.

Resultados

En los cursos anteriores

El primer grupo con el que he llevado a cabo la experiencia durante los dos años del programa, terminó el curso pasado (05-06) y de las estrategias trabajadas las que dieron mejores resultados fueron la “b” y la “c”, y la que me cuesta más llevar a cabo es la “a” y es que “estar y esperar antes de intervenir” necesita unas dosis de paciencia que a veces no tengo.

En el curso actual

Con 3º:

He trabajado las estrategias:

“No estoy” que he conseguido medianamente y “Desaparezco” que ha sido imposible de conseguir por la existencia en el grupo de un alumno hiperactivo y una alumna , sin perfil de diversificación, derivada al programa desde otro centro y que ha actuado como una líder negativa para el grupo.

Para el próximo curso, en el que seré su tutora intentaré abarcar estas dificultades desde la tutoría. Además espero poder implicar a la profesora del Ámbito Lingüistico Social si tenemos la suerte de que le confirmen en esta plaza.

Con 4º:

He seguido con las estrategias “No estoy” y “desaparezco” y he insistido en la estrategia “No necesitamos profesor de guardia” con resultados muy satisfactorios, según comentan los profesores y profesoras de guardia.

El conseguir este objetivo ha sido muy satisfactorio para estos alumnos pues se han sentido “los mejores” después de mucho tiempo de ser los fracasados y más, teniendo en cuenta que, en su edificio están los alumnos de bachillerato.