Crónica de “educActivistas”: Encuentro de Verano de CyL, 1 julio 2017

Fue un gran encuentro el celebrado el 1 de julio en Valladolid.

Sirvió para avanzar, para comunicar, para encontrarse. Muchas gracias a quienes asistieron y muchas gracias a quienes aportaron todo lo que allí se dijo de forma completamente altruista.

Respondió realmente al nombre de “educactivistas”, en las propuestas teóricas, en las relacionadas con el arte, en el recuerdo de quien lo fue hace mucho y, lo más importante, en la actitud de quienes estaban (estábamos) por allí.


Algunos momentos

Mientras llega todo el material del mismo, después de verano, recordamos algunos momentos con imágenes y con el vídeo de homenaje final a Antoni Benaiges, maestro de Buñuelos de Bureba fusilado por las fuerzas franquistas en 1936, por ser maestro y enseñar a ser libres a su alumnado.

Programa desarrollado

A las 9.30. Presentación y “límites”, lo trabajado

Comenzaremos con la presentación y una breve exposición del tema eje del curso: Límites en Educación

Ponencia: “La urgencia de un cambio educativo y cultural ante los límites del desarrollo”, a cargo de Gema Celorio de HEGOA (Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional, es un Instituto Mixto de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, creado por esta Universidad y por la asociación Hegoa. Sus orígenes se remontan a 1987) , UPV/EHU (http://www.hegoa.ehu.eus/).

En un momento como el actual en el que se combinan múltiples crisis -económica, ecológica, de cuidados, democrática…- nos estamos cuestionando, seriamente, el actual modelo de desarrollo capitalista, extractivista y heteropatriarcal que está detrás de las mismas. Este sistema hegemónico que opera a escala local y global, genera inequidad, vulnera los derechos humanos y reproduce la desigualdad.

Construir otros modelos de sociedad basados en la sostenibilidad, la equidad y la justicia social requiere un formidable cambio cultural que solo será posible si situamos a la Educación -y no una educación cualquiera, sino aquélla que se propone como educación emancipadora- en el centro de los procesos de transformación social. Entendemos por educación emancipadora aquella que incorpora una dimensión política a sus objetivos y propuestas estratégicas de cambio social.Una educación de con capacidad para generar ciudadanía global, responsable, y comprometida con la realización de esos horizontes de emancipación

En esta propuesta es imprescindible la generación de alianzas entre colectivos, organizaciones y movimientos sociales con capacidad de emprender acciones pedagógicas transformadoras. Frente a las visiones dicotómicas Norte-Sur, Cooperación- Educación, ONGD-MMSS, sugiere el fortalecimiento y la articulación de sujetos diversos, mediante un enfoque feminista e internacionalista, que trascienda las orientaciones estrechas o sectoriales que han dominado el panorama de la educación y la cooperación internacional.

Gema HEGOA. UPV/EHU Biblioteca Koldo Mitxelena Liburutegia.

12h.- Mesa redonda: renovación pedagógica hoy en CyL

¿Qué futuro tiene?¿ ¿es necesaria?¿ es lo mismo renovar que cambiar la metodología? ¿Qué retos tiene por delante la renovación pedagógica en CyL? .

Asistirán varios colectivos de CyL( en algún caso por confirmar): grupos de Conspiración Educativa de segovia, grupo PID( Proyecto Innovación Docente) de Ávila-Segovia, MCEP, Milanianos  y Concejo Educativo de CyL,

14h-16h. Cómida

16h.- Taller de activismo gráfico con el colectivo de arte Un Mundo Feliz :

PELIGRO: ALTA TENSIÓN ROMPER LOS LÍMITES EN LA EDUCACIÓN un manifiesto para el cambio real

“Por ello, a la vez que intentamos intervenir en el plano político y socio-económico para transitar a un mundo justo y sostenible, también resulta fundamental analizar y comprender sobre qué piso se sostiene nuestra cultura, cuáles son los dogmas, mitos y creencias a través de los que interpretamos y actuamos en todo lo que nos rodea para intentar influir en los imaginarios que los sostienen.”
Yayo Herrero, 2013 (Miradas ecofeministas para transitar a un mundo justo y sostenible)

Se trabajará a partir de mensajes o imágenes de quienes participan que incluidos entre lo que se consideren negativos (castradores, limitadores o censuradores) o que planteen, provoquen y visualicen algún tipo de cambio positivo para las personas.

Con todo ellos quizá se pueda llegar a poder hacer una serie de fanzines en distintos formatos y tamaños (A4, A5 y A6) con textos e imágenes para divulgar de forma barata las ideas que consigamos poner en común.

Sonia y Gabriel. UN MUNDO FELIZ

18.30h. Otras miradas en la recuperación de la memoria. Enrique Pérez Simón (miembro de la Fundación que lleva el nombre de Antoni Benaiges y perteneciente al colectivo MCEP y Carmen García Colmenares (profesora de la Universidad de Valladolid de Sicología y Cátedra de Estudios de Género de la UVA).

Por último nos sumergiremos en la “memoria histórica de la Reovación Pedagógica” Para hacerlo queremos acercarnos a lo que fue Antoni Benaiges, maestro de Bañuelos de Bureba en Burgos , fusilado en la Guerra Civil por su propuestas renovadoras, así como al recuerdo que hoy se guarda de él en esa localidad.

“Partiendo de una mirada no androcéntrica se pretende rescatar el legado pedagógico del maestro freinetista Antoni Benaiges desde una perspectiva crítica y reflexiva. La interpretación situada como herramienta metodológica permite recuperar una genealogía de maestras y maestros que fue borrada de la memoria colectiva después de la guerra civil.

Carmen García Colmenares y Enrique Enrique Pérez Simón “

Detenernos un momento en algunos escritos de este maestro renovador y otros autores, será el final de este encuentro de verano Aquí se recoge  uno publicado en 1929 en la revistas “Escuelas de España” de Segovia:

Los niños ante «Platero y yo- rapsodia-por Antonio Benaiges y Nogués

«Oye, Platero, si algún día me echo a este pozo no será por matarme, créelo, sino por coger más pronto las estrellas.»

Aquel día hacia mucho frío. Encendí la estufa y llamé a los niños, que subieron brincando más que de costumbre. Bien reflejaban los -60 que marcaba el termómetro. Enseguida se agruparon alrededor de la estufa. Como acariciándola, le pasaban las manos, dejando escapar suaves sonrisas, trocitos de alma. Pero, a veces, una retirada brusca nos hacia reír a carcajada limpia. ¡Jolines, cómo que-mal. ..

Calentitos ya, fueron por los bancos y nos sentamos. Iba a leerles un libro. Un libro que veían por primera vez y que, luego, tan querido habría de series. «Platero y yo>. Y Juan Ramón Jiménez, el” poeta que, por serio, supo escribir para niños, empieza así:

«Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros, cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas… Lo llamo dulcemente: « ¿ P l a te ro ? , y viene a mi con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ídeal.

Media hora leyendo. Cierro el libro, pero con un dedo puesto en la última página leída. Me figuraba que continuaría. ¿Qué, os gusta?.

Nadie contesta. No me escuchan. Me miran, y acaso no me ven. Están con Platero. <¡Qué pura, Platero, y qué bella es esta flor del camino, Platero les absorbe, y Diana, y las flores … ¿Pero si ven todos los días? ¡Ese Juan Ramón Jiménez! Al fin, una niña, como insinuándome a seguir, exclama: ¡Qué bonito es! ¡Qué bien se está aquí! Y ahora ya varios niños: ¿No vamos a leer más? ¡ Si, si, que es muy bonito!

Abro de nuevo el libro y me dispongo a seguir leyendo. Algunos niños se acercan más. Quieren oír mejor. Sigo. Y otra vez Juan Ramón Jiménez, con su Platero, tiene suyos a estos niños, que no sabían que un asno, ellos que saben lo que es un asno, pudiese ser alma, más alma que los malos tratos que ahora recuerdan.

Otra media hora leyendo. Basta. Ahora a jugar. Tal vez Platero juegue con ellos… Desde entonces, desde aquel día, Platero y yo, forma parte del programa de la escuela. Lo hemos leído infinidad de veces. Y en los dibujos de los niños, i qué sé yo los Plateros que he visto! Hasta cuando van por paja con el burro, dicen que van con Platero. Y hasta diría que ya no los pinchan tanto, que ya tratan de otra manera a estos pobres animales, tan útiles al hombre como dignos de mejor suerte.

«Este breve libro, en donde la alegría y la pena son gemelas, cual las orejas de Platero, estaba escrito para…; y qué sé yo para quién!. . .para quien escribimos los poetas líricos.. . Ahora que va a los niños, no le quito ni le pongo una coma. ¡Qué bien ! . Si este libro no faltase en ninguna escuela, ¡qué bien! Y si fuese en ella lo que es, alma, ¡qué felíz!.