¿Volver a las «camisetas verdes»? , en Salamanca el 9 de noviembre lo querían prohibir

Todo el mundo se enteró del nombramiento  Doctor Honoris Causa del  Jean Claude Junker, asistió a él Mariano Rajoy a «rendir pleitesía”. Casi nadie se enteró de si había habido protestas o no, precisamente con dos de las personas responsables de los recortes en educación.

Las hubo, con expulsión de cuatro o cinco (según versiones) estudiantes de la sala (y hubo algún manifestante más fuera), con retención durante horas de estos y  con denuncia `por llevar la camiseta verde”.

Solo en el día de Salamanca aparecía la noticia:  Incidente en el acto de investidura de Juncker como ‘honoris causa’ en Salamanca”…La intervención del servicio de seguridad ha permitido que, apenas unos segundos después, los protagonistas del acto reivindicativo hayan tenido que abandonar la sala”…

No hay referencias a denuncias ni motivos. No aparece en más medios

 Si alguien desea leer el relato de las personas retenidas puede hacerlo en el documento (COMUNICADO EMITIDO POR EL COMITÉ ANTIRREPRESIÓN en pdf). Algunas frases extraídas del mismo son:

Nos desalojaron de manera violenta, pese a salir con los brazos en alto y dejando claro nuestra voluntad de explicar la situación. La seguridad del evento nos retuvo durante más 2h15min en los baños del claustro universitario, realizándonos varios cacheos y obligándonos a permanecer de pie sin movernos e incomunicados…”

“Las sanciones  a las que nos enfrentamos pueden llegar a los 150.000€.Siendo el motivo de denuncia según la propia policía “haber portado camisetas reivindicativas de color verde”.

 La Plataforma de defensa de la Escuela Pública de Salamanca ha emitido un comunicado:

Ante los hechos ocurridos el pasado día 9 de noviembre en el acto de investidura como doctores honoris causa de Manuel Marín y Jean Claude Juncker en la USAL, en el que cinco estudiantes, que vestían camisetas verdes de la escuela pública, fueron intimidados y abordados por fuerzas del orden, esta plataforma ha acordado poner de manifiesto que:

  • El vestir la camiseta verde no debe ser algo punitivo, sino la expresión de un deseo de que la escuela pública sea de tod@s y para tod@s.
  • Cualquier persona debe poder vestir la mencionada camiseta a título individual y colectivo en los momentos y circunstancias que lo deseen sin temor a ser molestados o interrogados por las fuerzas de orden público.
  • Si éste ha sido uno de los motivos por el que los cinco estudiantes fueron objeto de pesquisas policiales, en virtud de la libertad de expresión, sea eliminado de cualquier denuncia.

Animamos a toda la población a utilizar la camiseta verde de la escuela pública en cualquier circunstancia, como expresión del deseo, compartido  por muchas  personas, de que la educación pública sea de tod@s y para tod@s.

Increíble ¿no? ¿a que dan ganas de volver a las camisetas verdes para defender la libertad de expresión y para defender una escuela pública de tod@s para tod@s? Ya hay más gente que lo está diciendo.