Decálogo «micromachismos en los centros». Crónica – 21 de febrero de 2018

En el acto organizado el día 21 de febrero de 2018, por  La Tribu Educa  de Concejo Educativo de CyL,   se distribuyó un decálogo sobre actitudes machistas en los centros educativos que pueden tener consecuencias en la educación de los chicos y de las chicas. se trata de que dicho documento llegue a los centros y se debata.

Se acompañó de una performance, sobre las posibles consecuencias en su vida futura.

Este fue el primero de los actos y debates que traten de conectar sociedad y centros y que  la Tribu Educa lleve a cabo en este curso 2017 2018.

El decálogo que se presenta recoge algunos aspectos  a observar en los institutos y escuelas, alrededor del día 8 de marzo dedicado a la mujer . Se trata de aportar un elemento de debate de las diferencias hombre-mujer, chico-chica , en  el terreno en lo están viviendo, para que pueda ser útil, tanto a profesorado, alumnado y familias  y que se pueda actuar contra  estos elementos de creación de desigualdad.

Por supuesto  los diez elementos a observar son provisionales y sería deseable que se enriqueciese o cuestionase en alguna parte ( si es así se pueden mandar opiniones a latribueducaconcejoe@gmail.com)

El documento también puedes bajarlo en pdf (http://www.concejoeducativo.org/wp-content/uploads/2018/02/Micromachismos_segragacion-en-coles_-decalogo.pdf) y en jpg( picando y guardando  en la imagen) para que pueda ser distribuido por los diferentes medios (correos, facebook, twitter  e incluso whatsapp)

Micromachismos y otras actitudes sexistas en los centros

Esta es una muestra  de discriminación contra la mujer, en la vida educativa diaria de los centros educativos, tan  sutil, a veces, que suele pasar desapercibida. Se potencian  y educan actitudes machistas y la desigualdad de las mujeres respecto a los hombres.

Este decálogo no pretende ser nada definitivo, sino un elemento que sirva para debatir en los centros a partir de su realidad y tratar de cambiarla para evitar la discriminación por género.

           EN LA VIDA DIARIA DE LOS CENTROS

1.-En el trato cotidiano y el papel que se asigna a chicos y chicas ahora y en el futuro

Huir de asignar características especiales solo para las niñas o chicas y otras para los niños o chicos. También de pensar en papeles distintos  en el futuro, para chicos y para chicas.

Las formas de dirigirse ( a veces, incluso  de hacer cumplido)  tanto por el profesorado como por el alumnado puede ser discrimatorio y hasta vejatorio si es consciente.

  • No hay cosas buenas o malas por ser niño o niña. No debemos pensar en “niñas guapas” y “chicos valientes” cuando pensamos en algo positivo para una u otro
  • No se hacen cosas, ni buenas, ni malas, correctas o incorrectas, por ser niño o niña, sino por ser como es cada cual, independientemente de ser hombre o mujer.
  • Hay expresiones de halago o de enfado/insulto que pueden ser de acoso o agresión o de desprecio hacia las mujeres… : “ mona” “nenaza”
  • Una “torta en el culo” dada en un pasillo a una chica porque sí, nunca es “solo una broma que ella debe entender” ,también puede ser una forma de dirigirse a ella de forma “posesiva.

2.-Con los espacios compartidos, dese el patio, hasta la mesa de trabajo o el aula

Los espacios compartidos deben ser lugares en que todo el mundo, sin que  alguna de las partes lo acapare, ni físicamente, ni con la voz, ni de ninguna forma.

  • En los patios no deberá ser espacio exclusivo para el futbol, porque supone un reparto desigual del mismo .
  • En las mesas de trabajo alguien puede necesitar mcuho sitio, pero nunca debe ser a costa de que el resto no lo tenga.
  • En las asambleas en clases, quien se “siente fuerte” puede intervenir mucho, pero nunca a costa de que quienes se sientes débiles (generalmente ellas) sientan intimidación

3.- Con el lenguaje usado de forma cotidiana

Ellas se pueden sentir invisibilizadas tras el el uso continuo y cotidiano del genérico masculino, aun sin saberlo expresar

  • Que desaparezca el femenino en un escrito es algo debatido socialmente , pero cuando esa desaparición se produce día a día puede, incluso, pasar desapercibida, aunque genere la misma sensación.

4.- Con Las tareas  físicas en el centro

Repartir tareas físicas en el aula o centro (mover materiales, hacer limpieza, etc.) no debe ser motivo de discriminación.

Evitar actitudes “condescendientes”  de supuesta  ayuda hacia actividades que se hace ver que son “de ella” “ayudad a las chicas a limpiar”

  • La fuerza física no es cuestión de género, lo predisponemos. Habrá niños y niñas y adolescentes, más o menos fuertes. Debemos valorar a la persona, no al género a que pertenece,

EN LA ATENCIÓN COMO PERSONAS

5.-  En los sentimientos

Asumir que niños y niñas son igualmente portadores de sentimientos, debilidades, muestras de dolor, de miedo … y que ambos pueden mostrarlo con la misma naturalidad .

  • Llorar no es de niñas, es una reacción normal al dolor, nos pasa indistintamente a hombres o a mujeres. Quien dice llorar, dice ser sensible, temperamental, … la personalidad no tiene género.

 6.-  El cuidado personal

Cuidar el aspecto físico es algo de ambos ellos y ellas para lo bueno y para lo malo

  • Chicos y chicas deben tener un cuidado básico de su aspecto, su higiene, etc. Si se considera que el cuidado pasa a ser “exhibición” lo será en ambos casos

7.- Con los  juegos, juguetes y materiales  que usen

No hay juguetes sexistas, los hacemos sexistas. Todos los juguetes pueden ser para niños y niñas. Sus carpetas y materiales muchas veces marcan diferencias de género. Son  buenos temas a debatir

  • ¿Por qué jugar con muñecas o a «las cocinitas» va a ser cosas de niñas? ¿por qué jugar con coches o a ser héroes va a ser de niños?
  • Las tiendas venden, cada vez más, el rosa y las princesas para chicas , los héroes y los coches para chicos. Discutir por qué es así y encontrar “adornos” más personalizados, puede ser un buen elemento educativo

EN LAS ASIGNATURAS

 8.- En los programas de muchas asignaturas

En libros de historia, de ciencia, de matemática, etc,  pueden ser lugares en los que desaparezca la mujer. Deberá desenmascararse y compensar esa falta de información

  • En la ciencia ha habido científicas, en el arte pintoras, fotógrafas o escultoras, etc. En la historia y la actualidad del saber la mujer tiene un papel importante, los niños y las niñas tienen derecho a conocerlo y reconocer que se está usurpando una parte de ese saber. Lo contrario hace pensar en un falso papel muy pobre para la mujer en todos los campos.
  • En los ejemplos de materiales didácticos debe sobresalir la igualdad y no asignar papeles diferentes a ellos y ellas

9.- Con los libros de lectura,  cuentos o simples enunciados de ejercicios

Las lectura o los simples enunciados de problemas pueden hacer jugar un papel esterotipado y empobrecedor. Habrá que hacerlo ver a niños y niñas, a chicos y chicas, a la vez que procurar lecturas y enunciados que promuevan más la igualdad.

  • Los cuentos, las lecturas o los simples enunciados siempre educan. En ellos se puede remarcar los papeles desiguales de hombre y mujer o lo contrario, es posible elegir y analizar.

10.- En el deporte y la actividad  que hacen  en clases, en el patio, en extraescolares

Todas y todos deben practicar todo  tipo de deporte. No priorizar uno que actualmente se entienda como prioritariamente masculino, como el futbol

  • No hay deportes sexistas, ni juegos tampoco, la sociedad hace que lo sea.
  • Ni el fútbol es de niños, ni el vóleyball es de niñas, todos son igual de divertidos para todos y todas, y para jugar “equipos mixtos”.

La escenificación- performance

Contó con la colaboración desinteresada de Marta Sánchez  Flores, (profesora del IES Galileo), Joaquín Sancho Rodríguez ( responsable informático en UVA, actor) y Cecilia Rivera Calderón a los teclados (alumna IES Galileo).

En ella aparecían una serie de consecuencias  que podrían aparecer en la vida adulta (o adolescente en algún caso) . Se representaba muchos aspectos de lo que fuera a pasar. Eso hacía que el compendio de elementos  juntos, mostrara una realidad terrible. No obstante señalaros supone llamar la atención sobre aquello que podía suceder, aunque fuera de forma más aislada y que, en muchas ocasiones tiene relación con el proceso educativo de las personas (en los colegios, institutos, en las casas…)

El debate

En el debate abierto después de la representación, salieron algunos elementos interesantes. En primer lugar sobre si lo que se había visto era la realidad siempre o, como luego se explicó, lo que podría ocurrir y a veces pasa.

En segundo lugar sobre algunos elementos que se encuentran en colegios e institutos.  Fueron varios los elementos de controversia.  Por ejemplo si ahora realmente sufren  discriminación las  chicas o no.  Uno era si el trato a alumnas y alumnos era ahora igual o no por parte del profesorado y en general en la institución y en la vida social en general, Algunas aportaciones sobre lo que encontramos en la sociedad eran bastante claras: «si vas a unos grandes almacenes, quien atiendo en la sección de ropa infantil son chicas, en electrónica chicos», «ahora se encuentran en las librerías cuentos para niñas y otros para niños, estamos en regresión».  También parecía que exista regresión en cuanto a la concepción machista en los comportamientos del alumnado adolescente más joven. «existe una acción social muy fuerte que les condiciona, por ejemplo en ciertas músicas muy populares entre jóvenes y con letras enormemente machistas que ahora existen».

Otro elemento de controversia era el lenguaje: si nombrar a las mujeres en él era complicarlo o era un elemento necesario. En todo caso , al menos el debate de ese aspecto, existe, que no es negativo.

Alguna alumna presente aportó su testimonio diciendo que existían comportamientos diferentes  en ellos y ellas. La forma «más agresiva» , decían, de relación  en los chicos, a veces  repercutía en ellas (que tienen una forma de interrelación diferente, más relajada, normalmente).

 

Cartel anunciador del acto