Comunicado de la Confederación Estatal de MRP. COVID-19 14/04/2020

Mostramos nuestra solidaridad con el alumnado y sus familias, que viven una difícil situación, imprevista, incierta y compleja. En todo caso, todos, mayores y pequeños, aprenderemos con esta experiencia.

» Educar en tiempo de aislamiento»-Foro de participación.
Ver toda la Sección

También expresamos nuestro reconocimiento al trabajo que están llevando a cabo educadores, dentro de la dificultad y la incertidumbre a la que están dando respuesta con profesionalidad. Y nuestra admiración y agradecimiento a las personas que trabajan en primera línea desde la sanidad, la atención a las personas y los servicios básicos.

La situación actual, provocada por el COVID-19, ha puesto de manifiesto las deficiencias que arrastra el sistema educativo y que tendrán que ser abordadas con urgencia. En este contexto social problemático, la Confederación Estatal de MRP manifiesta que:

  • Todas las medidas político/administrativas que se propongan, desde las distintas administraciones, tienen que respetar escrupulosamente el marco de los derechos humanos.
  • La ciudadanía tiene derecho a la educación y, por tanto, debe asegurarse su estricto cumplimiento en todos los sectores sociales.
  • Es urgente que se planteen medidas para compensar las desigualdades que la situación actual está provocando en muchos ámbitos sociales y, concretamente, en el contexto educativo.
  • Reconocemos y agradecemos el trabajo y el compromiso del profesorado y de las familias para resolver esta situación. Es un momento en el que la empatía, el ajuste a las necesidades de cada alumno y alumna, la adecuación al entorno socio-económico… son muy importantes. La actualidad pone de manifiesto que es necesario mejorar la formación del profesorado en el uso de las TIC y equipar, con recursos digitales, a los centros. Nos sentimos identificados con todo el profesorado que desde su compromiso ético, superando lo estrictamente profesional, está desarrollando su labor y consiguiendo compensar muchas deficiencias que el sistema educativo contiene y que en estos momentos se manifiestan con crudeza.
  • Las decisiones político/administrativas deben estar orientadas a que la Escuela Pública se mantenga como factor de integración. Las diferencias de capital social y cultural de las familias y del alumnado ahondan la brecha de la desigualdad.
  • Consideramos que el desarrollo del currículum no debe centrarse exclusivamente en las materias académicas. Esta situación nos enseña que se deben incluir otros contenidos relacionados con el ámbito familiar y social. Somos conscientes que nuestros alumnos y nuestras alumnas están aprendiendo contenidos que les ayudarán a ser personas críticas y conscientes de los problemas del mundo que les rodea. Defendemos, una vez más, el carácter global, abierto y plural que el currículum escolar debe asumir.
  • Consideramos que el desarrollo emocional del alumnado forma parte del trabajo actual del profesorado. Las medidas compensatorias, la posibilidad de atención al alumnado en época estival… se organizarán con el objetivo de compensar desigualdades. Reflexiones de las AMPAS, informes de los claustros, memorias de fin de curso, y otras iniciativas son más necesarias que nunca para programar el curso que viene. Sería necesario mantener las fechas de final (incluyendo algún acto de clausura) e inicio del curso siguiente tal y como están actualmente.
  • Se debe considerar que la evaluación del alumnado se adapte a estas circunstancias y se contemple el aprobado general como solución inmediata para el curso actual. Es momento de superar el concepto tradicional de evaluación que, en ocasiones, es injusto y no equitativo. El profesorado tiene argumentos (aspectos cuantitativos y cualitativos de su proceso evaluador) para flexibilizar estas medidas en aquellos cursos, centros y situaciones que así lo aconsejen.
  • Animamos a que todos los implicados, administración, profesorado, familias, alumnado, desarrollen modelos educativos sensibles con situaciones en las que la educación puede provocar mayor desigualdad social en ámbitos sociales desfavorecidos. Insistimos en la necesidad de crear modelos de Escuela Pública innovadores, adaptados a los requerimientos de la sociedad actual.
  • Instamos a la administración a cambiar planes de formación del profesorado que incluyan, además del compromiso ético con los más desfavorecidos, la utilización de recursos digitales en modelos escolares más abiertos que la sociedad está demandando.
  • Las administraciones deben considerar, con urgencia, que es necesario aumentar las inversiones en educación para construir la Escuela Pública inclusiva e igual para todas y todos.
  • Además, las administraciones deben proponer soluciones a otros problemas, en muchas ocasiones ocultos, que el confinamiento está provocando en el alumnado.

Desde la Confederación Estatal de MRP manifestamos nuestra disposición a colaborar para que todas estas propuestas se puedan llevar a cabo.

Badajoz, 14 de abril 2020 Confederación Estatal de MRP