PORTADA      > Mapa Concejo Educativo de Castilla y León     
1 julio 2017 => Educactivistas. Encuentro de verano de CyL
Programa e inscripción

[ÚLTIMOS]  “Tanto vendes tanto vales”, el Libro Blanco de la CEOE sobre educación       3 de junio 2017=> Nueva jornada del PID (proyecto de Innovación Docente")     




Seguir este sitio
Artículo en la Sección Política educativa > LOMCE y recortes
El que quiera educación que la pague

Enrique Javier Díez Gutiérrez es profesor de la Universidad de León y Coordinador del Área Federal de Educación de IU

Publicado por Enrique Javier Díez Gutiérrez | 11 de octubre de 2012

Los Presupuestos Generales del Estado para 2013 recortan todavía más el presupuesto destinado a educación que los brutales recortes de los presupuestos del 2012 y tras haber aplicado sucesivos recortes en los tres últimos años. Lo que ya había situado a nuestro país por debajo de la media de la OCDE en inversión educativa.

Desde la llegada del Gobierno del PP, se han recortado 5.212 millones de euros en Educación: 487 millones en diciembre por el acuerdo de no disponibilidad, 663 millones menos en los presupuestos de 2012, 3.736 millones por el Real Decreto Ley 14/2012 de medidas de racionalización del gasto público en el ámbito educativo y 326 millones de menos en los presupuestos 2013. Lo cual ha ahondado en la política de deterioro de la educación pública, tanto en el desarrollo de las enseñanzas como en las políticas de personal (merma retributiva, precarización de condiciones laborales del profesorado y brutal reducción de plantillas, mientras que estos presupuestos del 2013 mantienen intacto el número de altos cargos en la Administración).

El presupuesto de Educación cae en 236 millones €. Las partidas destinadas a Educación en los PGE para el ejercicio 2013, ascienden a 1.944,73 millones de euros, un 14,4% menos que en el ejercicio anterior, que se destinaron 2.270,90 millones de euros. Esta reducción está muy por encima de la que sufrirán los otros Ministerios: un 64% superior respecto del 8,9% de recorte medio.

Se recortan 50 millones menos para Becas y ayudas al estudio. Lo sorprendente han sido las declaraciones del gobierno, afirmando que ha aumentado la ayuda a los estudiantes en los presupuestos generales del 2013. Los datos demuestran que se ha reducido un 3.8% (sólo sube un tipo de ellas y en una cantidad ridícula: 23 millones € que corresponden a la compensación a las universidades por las matrículas gratuitas).

Se aplica un recorte brutal en Educación Especial y Compensatoria. Los programas de atención al alumnado con necesidades especiales (13,5 millones de euros) han desaparecido y Educación Compensatoria pasa de 169,8 a 53,3 millones €, recortándose un 68.5%.

Han recortado también en programas fundamentales: el programa de deporte en edad escolar y en la universidad, que disminuye un 86,1%; el de enseñanzas artísticas, con una reducción del 27,2%; el de cooperación, promoción y difusión cultural, con un descenso del 24,3%; y el de formación permanente del profesorado, con un 18,2%. Los programas de educación en el exterior, con un recorte del 7,8%; las transferencias internas, que se recortan el 5,5%, y el programa de Educación Infantil y Primaria que, tras el recorte del 36,5% de este año, se recorta aún más con otro -4,4%.

Más recortes aún en los programas en Universidad e I+D+i: se recortan un 18,2% y el 14,4% en la investigación científica, a pesar de que el Gobierno esté diciendo lo contrario.

Desaparecen multitud de programas: 1) educación permanente y a distancia no universitaria, 2) nuevas tecnologías aplicadas a la educación, 3) el destinado a la investigación y evaluación educativas, 4) los programas de cooperación con las comunidades autónomas.

Incluso en estos presupuestos parece que hay un claro ataque a las enseñanzas artísticas, con un recorte del 27,2%, lo cual se relaciona con la arbitraria eliminación del Bachillerato de artes escénicas en el Anteproyecto de Ley de Reforma de Wert. Se recorta también el 38,3% en Educación Secundaria y Formación Profesional, que pasa de 175,8 a 108,5 millones de euros, lo que afecta esencialmente a la Educación pública en Ceuta y Melilla, cuyas competencias ejerce el propio Ministerio. Además, los nuevos presupuestos introducen por tercer año consecutivo otra congelación salarial para los funcionarios docentes que, sumada a los recortes que han padecido desde mayo de 2010, a las congelaciones practicadas en estos dos últimos años y al aumento del IRPF, suponen ya una merma de retribuciones superior al 20% de media, lo que vuelve a situar a la profesión docente entre las más castigadas por la crisis económica, ya que a la reducción en sus retribuciones se suma la enorme supresión de plazas de personal, junto al ataque a derechos laborales consolidados.

En conclusión podemos constatar que si en 2012 la inversión pública educativa en España habrá descendido en casi de 8.000 millones de euros, el gasto público educativo en 2015 se situará en torno al 3,9%, lo que supondrá volver a los años 80 y nos situará a la cola de la OCDE y la Unión Europea. Todo ello revela la pérdida de importancia de la educación en el conjunto de las políticas públicas, especialmente desde que gobierna el Partido Popular.

Por eso la comunidad educativa nos preguntamos: ¿Cómo se puede mejorar la calidad educativa y combatir el fracaso escolar, mientras se reduce drásticamente la inversión y se ataca a los docentes? Quizá la pregunta correcta sería: ¿Lo que se busca no será precisamente eso: degradar la Educación pública y promover el negocio educativo? La respuesta está en los datos. Quizá habría que recordar al gobierno aquel viejo refrán que decía “dime dónde pones el dinero y te diré dónde pones el corazón”. En este caso habría que traducirlo por dinos dónde pones nuestro dinero -parece que lo destina a rescatar a los bancos causantes de esta crisis- y te diré que tus declaraciones “de corazón” sobre la importancia de la educación son, a los datos nos remitimos, mentira.



Comentarios

  • > El que quiera educación que la pague
    12 de octubre de 2012, Publicado por Bartolomé Rubia

    Es impresionante esta situación que además, no está suponiendo una contestación muy importante en la calle. La ciudadanía está entontecida y no reacciona. No es sólo la bajada de los presupuestos, porque probablemente vayan a incrementar de manera definitiva las ratios a 40 alumnos, similar a la situación anterior a los años 60, es que probablemente ya esté incluida ahí la nueva partida de bajada de sueldos a los trabajadores públicos. Se habla de que tendría que bajar un 20% más, por tanto, si aquí hacen una bajada de un 14 y pico%, esto supone la mitad en sueldos y la mitad en infraestructura, puestos de trabajo y demás. Y luego habría que mirar cuánto le recortan a la escuela concertada, probablemente al trabajador la misma bajada de sueldo, pero a las instituciones nada... De todas formas, hay un argumento importante para entender que el gobierno no va a parar aquí, porque esta situación tiene que ver con el valor de las cosas. Los sueldos tienen valor, dependiendo del valor medio de la economía, en la que hay que incluir en ella el PIB y también el valor inmóvil o inmobiliario, que afecta al PIB, en el que también entra el rendimiento de los bancos y estos, por su carga en la burbuja, van a tener que disminuir su valor al 30%, porque nuestras casas es realmente lo que valen respecto a lo que se compraron hace una década. Si diluimos ese valor de los bancos con lo que produce el país, estamos hablando que nuestro sueldo, nuestro presupuesto y nuestra vida se tiene que quedar a la mitad a menos que quien tiene parte del dinero de la burbuja, las grandes fortunas (la mayoría casi ya se han ido) y los altos cargos de la administración (incluyamos aquí asesores y de delegados provinciales para arriba), no les de un arrebato de cordura y aporten al bien común. ¿Uds creen que esto va a ocurrir?. Los responsables de la burbuja, promotores, constructores y medianas fortunas tienen un porcentaje muy alto, pero sólo un 50% del valor de la burbuja. Las grandes fortunas han sido perceptoras de la burbuja por medio de inversiones, así como ayudas europeas por su patrimonio, incrementando su valor en un porcentaje altísimo. Y los cargos de la administración a cuenta de la disposición de dinero ilimitado que de media dobla o triplica el sueldo nominal a través de ayudas para la vivienda, dietas y desplazamientos, además de incentivos y productividades. Pero no se preocupen que ellos no van a devolver nada ni van a bajarse sus "gabelas". Porque nosotros somos como Hem y no como Haw, siempre estamos esperando que la cosa vuelva y no vamos a buscar salidas, no somos ratones, somos liliputienses, y esto, tanto ricos como políticos, lo saben. Y aunque el queso se agote o nos lo roben, no saldremos a buscarlo.

    Impresionante artículo y denuncia, Quique. Un abrazo. Bartolomé Rubia







Mapa del sitio Concejo Educativo de Castilla y León
Movimiento de Renovación Pedagógica
www.concejoeducativo.org
Ir arriba

Este sitio puede funcionar colaborativamente gracias al programa libre SPIP www.spip.net