La «educación para la ciudadanía» – Nota de prensa de la Confederación de MRPs – Noviembre 2006

La Confederación Estatal de Movimientos de Renovación Pedagógica, ante el debate suscitado a raíz de la introducción en el currículo de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, quiere manifestar:

1.- Que la educación ciudadana es un derecho básico y un deber inalienable dentro de cualquier sociedad democrática. Desarrollar la dimensión social de la persona desde el respeto y la filosofía que emana de los Derechos Humanos es fundamental para la construcción de una democracia participativa y comprometida con la justicia, la solidaridad y la superación de las desigualdades.

2.-La educación democrática y cívica tiene un componente eminentemente vivencial que implica la necesidad de vivir le democracia tanto en los centros como en todos los ámbitos de la vida. Reducir la educación para la ciudadanía a una simple asignatura puede significar en la práctica vaciar de contenido la necesaria implicación de todas las áreas, del centro y de la comunidad educativa en la construcción de modelos democráticos, tanto en las aulas como en la gestión y participación en los centros educativos.

3.- Más allá de concepciones sectarias e interesadas, que tienden a confundir lo público con lo privado, reivindicamos el derecho de cualquier sociedad democrática a educar a su ciudadanía en los principios éticos y morales que la sustentan, desde la laicidad y el respeto a todas las opciones afectivas, familiares y personales.

4.- Para potenciar una educación ciudadana desde las vivencias, la participación (entendida como implicación a partir de la toma de decisiones) y la gestión democrática de los centros, es necesario crear espacios y tiempos que posibiliten la reflexión y el trabajo en equipo, generando dinámicas de formación del profesorado dentro de un marco respetuoso con la autonomía organizativa y pedagógica de los centros. Esta formación del profesorado debe ser una estrategia básica para favorecer el diseño y la realización de acciones y proyectos que hagan de los centros un espacio de vida y práctica democrática fomentando una educación en y para la ciudadanía. Los valores y las prácticas democráticas se aprenden ejerciéndolas y practicándolas en contextos reales de vida y trabajo.

Santiago de Compostela, a 19 de noviembre de 2006.

Confederación estatal de Movimientos de Renovación Pedagógica
(En la que está integrado Concejo Educativo de CyL)