“Conoce tu barrio”: Pajarillos con San Isidro, en Valladolid

Este es el primer itinerario que se recoge dentro del programa de la Tribu Educa “Conoce tu barrio” guiados por Jesús  Anta Roca

Recogemos en este artículo el texto que guía la visita (que puede tomarse en el orden  que se quiera dependiendo cómo se desee llevar a cabo ) el vídeo de presentación en una charla previa y el de la misma visita.

Con todo ello pretendemos facilitar el que una actividad así llegue a todo el alumnado de este barrio de Valladolid

Texto para la visita de  Pajarillos y San Isidro

Este es un barrio de inmigrantes en el que no faltan amplios jardines, retazos de historia y obras de arte.

Historia Pajarillos

Los antecedentes  del barrio quizá estén en el entorno a la ermita de San Isidro en el que había ya casas y zona habitada desde el siglo XVI , XVII.

La parte habitada más antigua, después de aquello, del barrio son los Pajarillos altos. Son viviendas que proceden del siglo XIX. En el tipo de construcción e incluso los nombres de algunas de las calles se puede ver que no corresponden a pájaros como el resto del barrio

A inicios de siglo XX, todo Pajarillos era tierra de labor (excepto Pajarillos Altos). Entonces el Ayuntamiento quería hacer del actual Pajarillos un polígono industrial. Por eso a la actual  calle Cigüeña se la señaló como “Avenida de las fábricas”.

A mitad de siglo el Ayuntamiento cambió de criterio sobre el uso de la zona de Pajarillos bajos. Se trata a partir de entonces de construir casas para inmigrantes que acudían en torno a las fábricas FASA; SAVA.

A partir de 1964, año en el que se inauguran las 570 viviendas del llamado Grupo 29 de Octubre, el barrio de Pajarillos Bajos no dejó de crecer. Estas fueron las  primeras viviendas construidas en Pajarillos bajos. Se hace en la época de después de la guerra y por eso se le da un nombre que hace alusión a la  fecha de la fundación de la Falange ( 29-10-1933)

Lo que se había podido ir construyendo en los Pajarillos Altos, cuyas primeras casas se remontan al siglo XIX, ya estaba agotado. Y había necesidad de vivienda para los emigrantes que venían a Valladolid al llamado de las nuevas industrias y la demanda  de la construcción. Esta llegada masiva y continua de gentes, sobre todo procedentes de los municipios de Valladolid,  hizo que las huertas y viñas que se extendían a un lado y otro de la actual calle Cigüeña ( entonces llamada avenida de las fábricas) , comenzaran a trocarse en grandes bloques de viviendas… al igual que estaba ocurriendo en otros barrios.

Por esta parte baja de Pajarillos, solo había unas pocas casas de labranza y algunas viviendas en las inmediaciones de la carretera de Soria que miraban hacia San Isidro. La veteranía de estas casas ha hecho que una parte de Pajarillos no aceptara la extensión de tal nombre a todo el barrio y que haya reivindicado, hasta conseguirlo, el reconocimiento de San Isidro como denominación de una parte de este barrio “al otro lado de la vía”.

Como todo proceso de construcción de viviendas tan acelerado y tan sometido a precios especulativos y ocupación desaforada de todo suelo susceptible de ser edificado, ha carecido de las dotaciones, jardines y espacios libres tan necesarios para un barrio tan poblado.

Por eso cobran especial importancia todos los rincones y laderas que desde hace unas pocas décadas han ido siendo conquistados para la ciudadanía. Al mismo tiempo las nuevas sensibilidades, y un mayor nivel cultural, han hecho que ya no valga un pedazo de césped mal plantado, sino que las cosas sean armoniosas, agradables y disfrutables. De ahí que  Pajarillos y San Isidro ofrezcan posibilidades de un largo paseo que sin apartarse de los elementos sociales y urbanísticos, permitan un bonito discurrir por espacios verdes que incluyen, también, bastante de historia.

La Asociación Vecinal la Unión ha tenido gran importancia en el logro de mejoras para el barrio desde la época en que comenzó el gran movimiento de construcción de las viviendas

Espacios

  1. Comenzaremos por el popularmente llamado parque PATOS (que obedece a que está rodeado por las calles Pato, Pelícano, Tórtola y Salud. Un amplio corro de encinas rodea un monolito que en 1990 decoró el pintor Manuel  Sierra, y había sido construido por los alumnos de un taller de cantería que promovió la Asociación de Vecinos La Unión. La escuela taller estuvo dirigida por el cantero Rodrigo de la Torre (https://redmaestros.com/Maestros/rodrigo-de-la-torre, ), )(https://redmaestros.com/Maestros/rodrigo-de-la-torre, ))que ha participado en obras de carácter nacional como San Isidoro de León.
  2.  Plaza del biólogo José Antonio Valverde. Este personaje nació en Valladolid en 1926. falleció en 2003 y se le conoce como “el padre de Doñana”, por haber sido el pionero en proponer la creacion de aquel parque natural. Estos edificios albergan diversos servicios públicos: centro cívico, biblioteca, piscina y centro de salud. La original construcción se hizo para acoger el mercado central de abastos en 1966. Su singularidad mereció algún premio de arquitectura. En 2003, tras un largo trabajo de adaptación, se inauguró para los nuevos cometidos citados. La escultura, de acero, es del afamado escultor Miguel Isla,( http://miguel-isla-escultor.blogspot.com.es/,  y se titula “Monumento a Berruguete”.
  3. Las paredes interiores del Centro Cívico están decoradas con magníficos murales realizados por Pablo Ransa(http://artevalladolid.blogspot.com.es/2014/11/artistas-vallisoletanos-actuales-pablo.html, ).
  4. La Fuente de la Salud. Al pie del parque del mismo nombre. La fuente data de, al menos,el siglo XVI, aunque muy restaurada.  Es quizá la fuente más antigua de Valladolid y alrededor de ella y en el parque de la Salud venían las familias a pasar el día, tradicionalmente los domingos, después de la misa en la ermita de San isidro. Hay que tener en cuenta que en tiempo de la dictadura de Franco estaba prohibido trabajar los domingos. Era una de las zonas de ocio de Valladolid, junto con el Prado  de la Alameda, las orillas del Pisuerga y el Campo Grande.  El parque antes era una gran cantera de grava para la construcción que acabó ocupada por un enorme poblado de chabolas, hasta que en 1979 sus habitantes fueron trasladados al poblado de la Esperanza. Este poblado se terminó  de derribar en 2003, tras una larga y penosa autodestrucción.
  5. Junto a la fuente hay un placa que recuerda la presencia de las tropas francesas en el s. XVIII. Ahora no se aprecia tanto, pero antes de tantas viviendas, desde este punto, se controlaba a vista la ciudad, y además había agua, razón por la que vivaquearon en diversas ocasiones las tropas galas.                                                               Justo enfrente se puede ver la piscina municipal, dedicada a  Henar Alonso Pimentel, (http://www.eldiadevalladolid.com/noticia/ZCC292C39-D9A1-81D7-A344B0355837D988/20160206/nadadora/granja) . Fue esta una gran nadadora, nacida en Valladolid. La que más títulos atesoraba de España cuando fue inaugurada la piscina.
  6. Ermita de San Isidro, de vieja historia y devoción agrícola. En su campa se organiza la romería de mayo.
  7. Junto a la ermita se ha levantado una nave que acoge diversos aperos de labranza, pero no es visitable, salvo en fechas señaladas. En su pared lateral el pintor Pascual Aranda (http://delpintoralcomprador.blogspot.com/2013/10/pascual-aranda.html, , )ha plasmado diversas escenas de la vida rural, y una gran escultura que representa dos manos sujetando una espiga insiste en esta evocación agrícola.
  8. Depuradora de San Isidro, alimentada con aguas del canal del Duero, con la que se abasteció la ciudad de forma regular desde 1886. El agua llegaba hasta las casas por gravedad (principio de vasos comunicantes. El edificio es el original de la época. Contiene en su interior un gran aljibe no visitable.                          Antes se recogía agua de muchos lugares: Pisuerga, fuentes, … La primera infraestructura para un buen abastecimiento de aguas en Valladolid fue el Depósito de San Isidro que cogía aguas del canal del Duero.
  9.  Parque de Patricia, así llamado, a propuesta de la asociación vecinal La Unión (aunque no sea nombre oficial)  en homenaje a una joven que falleció tras una enfermedad y que estaba muy implicada en las actividades vecinales. Para llegar al parque, una vez terminado el de la Salud, cruzamos la ancha calle del Páramo y caminamos por la parte de atrás del colegio público Narciso Alonso Cortés. Las esculturas que veremos en el parque también son de la escuela de cantería que se montó en el barrio allá por los 90, promovida por la Asociación vecinal para dar formación profesional  a jóvenes desescolarizados  y dirigida por el maestro de Cantería,   Rodrigo  de la Torre (https://redmaestros.com/Maestros/rodrigo-de-la-torre)
  10.  Llegamos a Pajarillos Altos, con sus casas molineras . Ya está dicho en la historia del barrio que estas edificaciones son las más antiguas y que datan del siglo XIX.  De ahí que los nombres de estas calles no estén dedicadas a pájaros o aves. Su origen es anterior a que se atruibuyeran esa nomenclatura. Así por ejemplo  nos podemos encontrar con calles dedicadas a personajes de la época.  Un caso es la que coge el nombre de Fernando Ferreiro, que fue alcalde de Valladolid d 1943 a 1949. Subiendo algo más alcanzaremos las nuevas urbanizaciones que nacieron en torno al antiguo poblado de la Esperanza (a continuación del gran depósito de agua que destaca pronto a la vista). El poblado, que llegó a un lamentable estado de deterioro,  se terminó de desmontar en 2003.
  11.  En las inmediaciones de Casasola se ven las casas del Grupo 29 de Octubre (año 1964) que están en proceso de rehabilitación para mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas sin necesidad de ser derribadas: saneamiento, aislamiento de fachadas, etc. Fueron estas las primeras construcciones llevadas a cabo en Pajarillos Bajos. El nombre lo coge de una conmemoración franquista como es la fecha dela fundación de la Falange española el 29 de octubre de 1933, como se hace en otras construcciones de Valladolid de la época dictatorial.

Charla previa a la visita

Presentación utilizada en la charla

En ella se recogen una serie de materiales (documentos,  imágenes históricas, etc.) que puede ser muy interesantes para un trabajo sobre el barrio.

Visita al barrio